La banda de la factura

Publicado por

Saverio Lodato

Publicado el 10 Dic 2016

Publicidad

opinion

 

Todo el mundo sabe que a partir de este año el canon de la Rai [la televisión pública italiana] se paga… pagando la factura de la luz. Y no es un juego de palabras: se ha introducido un concepto específico para garantizar al Estado unos ingresos seguros, ya que en el pasado muchos contribuyentes se escapaban de las garras de las facturas específicas y teniendo también en cuenta que esta Rai, tal y como es ahora, a algunos les da bastante asco como para pagarla.

Pero estas son “opiniones críticas” que el fisco no puede –justamente– tener en cuenta.

Se da el caso de que nosotros, desde el principio del verano, solicitamos cambiar de compañía eléctrica porque había muchas cosas que no nos convencían de la anterior. Y también con la esperanza de que la nueva (hablamos siempre de gestores) fuera un poco más transparente. Bien. Cuando nos llegó la primera factura del período julio-agosto (ya con el nuevo gestor), notamos que no había ni rastro del canon de la Rai. Hicimos algunas llamadas, de esas que te tienen en espera durante media hora, hasta que nos dijeron: “No se preocupe, se incluirá en el próximo período de facturación”.

“Los italianos que no han recibido aún la factura corren el riesgo de convertirse en evasores fiscales”

Llega el siguiente período, septiembre-octubre, y sigue sin haber ni rastro del canon de la Rai. Otra llamada de esas que te tienen en espera durante media hora, para escuchar a la teleoperadora: “Se ha pasado el plazo. En la próxima factura ya no podremos incluir el canon Rai”. ¿Y por qué no lo habéis incluido?, preguntamos. “No sabría decirle. Llame a la Agencia Tributaria”. Llamamos a la Agencia Tributaria, que responde a la primera. “No, no es a nosotros a quien debe llamar. Tiene que llamar a la Rai de Turín”. “¿Puede darme el número?”. “Lamentablemente no lo tenemos. Búsquelo en internet”.
Buscado y encontrado.

Pero la centralita de la Rai de Turín, tras otra extenuante sucesión de grabaciones, nos explica que desde la tarde del viernes hasta el domingo, la Rai –como suele decirse– no celebra misa. Nos rendimos.

Preguntando a todo el mundo, amigos, conocidos, estanqueros… todos están de acuerdo: “Renzi ha dicho que el canon Rai llegará en la factura. No estás evadiendo el pago. En cuanto te la manden, pagas”.

Lo dejamos estar, pero seguimos con la mosca detrás de la oreja. Y no nos equivocábamos.

En la versión digital de Il Fatto Quotidiano de hoy: “¿Nunca le llegó la factura con el canon Rai? Se debe pagar con el F24 hasta el 31 de octubre”.

Entonces: “Los italianos que no han recibido aún el canon Rai en la factura de la luz deben apresurarse a pagarlo en un solo pago antes de final de mes. Corren el riesgo de convertirse en evasores fiscales y de sufrir una inspección fiscal.”

No se ha visto que un contribuyente tenga que jugar a buscar el tesoro para saber cuándo pagar

¿Existe –nos preguntamos- un comunicado de la Rai sobre este tema, para informar a los ciudadanos del riesgo de convertirse en evasores de la noche a la mañana, entre el último día de octubre y el primero de noviembre?

No parece. O al menos, no lo hemos encontrado.

Evidentemente, llamamos corriendo a nuestro asesor que está trabajando para que nuestro banco pague el F24 antes del 31 de octubre, evitándonos la vergüenza y las inevitables sanciones económicas.

¿Habrá entonces una razón por la que se nos viene a la cabeza el título de aquella vieja canción de Neil Sedaka ‘El rey de los payasos’, cuando pensamos en nuestro primer ministro, Matteo Renzi, explicando que está “modernizando Italia”? ¿Y es ofensivo definir a la Rai como “la banda de la factura”?
Si es así, pedimos disculpas.

Pero no se ha visto jamás en el mundo que un contribuyente tenga que jugar a buscar el tesoro (asumiendo él los gastos telefónicos, además de la pérdida de tiempo) para descubrir cuál es la fecha límite para pagar.

Somos nosotros los que solicitamos una disculpa.

Nosotros y todos los que se encuentran en esta situación.

·

© Saverio Lodato | Publicado en Antimafiaduemila | 28 Oct 2016 | Traducción del italiano: Carmen Pliego

¿Te ha gustado esta columna?

Puedes ayudarnos a seguir trabajando

Donación únicaQuiero ser socia
manos

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *