Luna de septiembre

Sandro Penna

Publicado por

M'Sur

@MSur_es

Es la identidad colectiva de los autores de la revista M'Sur. Aparece normalmente en las colaboraciones de artistas, escritores o músicos que, por ser esporádicos, no disponen de usuario propio en la revista.

Publicado el 4 Mar 2019

Publicidad

El buscador de bellezas

Sandro Penna | Foto difundida en internet

Sandro Penna, considerado como uno de los más importantes poetas italianos del siglo XX, nació en Peruggia en 1906 y murió en Roma, la ciudad donde vivió los años más importantes de su vida, en 1977. Su desordenada vida así como su franco desprecio hacia el mundo literario le granjearon un cierto silencio entre sus contemporáneos, y sólo en sus últimos años encontró el apoyo y el aplauso que su obra merecía.

La poesía de Penna, que gira frecuentemente sobre la homosexualidad es una poesía brillante y a veces desgarradora, siempre solar, claramente heredera de la tradición epigramática helénica. La ebriedad y la tristeza se alternan hasta el punto que es difícil separar a la una de la otra. Sus textos, por otra parte, son como chispazos en la niebla, breves y lúcidos, transparentes y herméticos.

[Manuel Moya]

···
Se mezzanotte viene, ancora gli uomini

sono attaccati al bicchiere e all’amico.

Ma richiamato ai sogni di domani

con lenta grazia già ripiega un volto adoscente

Cuando llega la medianoche todavía hay hombres

que se agarran al vaso y al amigo.

Reclamado, sin embargo, por los sueños de mañana

con lenta gracia retira su mejilla adolescente.

··· 

Quando tornai al mare di una volta,

nella sera fra i caldi viali

ricercavo i compagni di allora…

Come un lupo impazzito odoravo

la calda ombra fra le case. L’odore

antico e vuoto mi cacciava all’ampia

spiaggia sul mare aperto. Lì trovavo

l’amarezza più chiara e la mia ombra

lunare ferma su l’antico odore.

Cuando volví al mar aquel,

busqué en la tarde, tras las calurosas calles

los compañeros de entonces…

 

Como un lobo enloquecido olía

la sombra caliente entre las casas.

Un olor antiguo y vacío me arrastraba

hacia la espaciosa playa de un mar abierto.

Allí encontré la amargura más clara,

mi sombra lunar detenida en aquel antiguo olor.

·

Come il vento di aprile è il mio fanciullo

chiaro e leggero, mutevole un poco.

Ma è calda l’erba su i miei prati. Invano

invoca una carezza più costante.

Como el viento de abril es mi muchacho

de claro y de ligero, aunque quizás un poco imprevisible.

Está caliente la hierba de mis prados.

Me ruega, en vano, una caricia más constante.

·

·

La luna di settembre su la buia

valle addormenta ai contadini il canto.

Una cadenza insiste: quasi lento

respiro di animale, nel silenzio,

salpa la valle se la luna sale.

Altro respira qui, dolce animale

anch’egli silenzioso.

Ma un tumulto di vita in me ripete antica vita.

Più vivo di così non sarò mai.

La luna de septiembre adormece

el canto de los labradores en el oscuro valle.

 

Insiste la cadencia: una lenta

respiración de animal, en el silencio

se aleja por el valle en cuanto asciende la luna.

 

Otro respira aquí, dulce animal,

Silente como él.

Pero un tumulto de vida repite en mí la antigua vida.

Más vivo que ahora jamás lo estaré.

·

Se l’estate cede, la luna

fa tenero il cielo, tenerissimo.

Al nero fitto fogliame degli alberi

concede tenerezza.

                                     

Cuando el verano acaba, la luna

enternece -¡y cómo!- el cielo.

Al negrísimo follaje de los árboles

da ternura.

··· 

···

© Herederos Sandro Penni |  Traducción: © Manuel Moya  [Primero publicado en Caleta, Diciembre 2015] ·  Muestra tomada del libro Poesie, editado por la editorial Garzanti
(Milano 1989, 4ª ed. 1993).

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *