¿Apuñalado por escuchar música kurda?

Publicado por

M'Sur

@MSur_es

Es la identidad colectiva de los autores de la revista M'Sur. Aparece normalmente en las colaboraciones de artistas, escritores o músicos que, por ser esporádicos, no disponen de usuario propio en la revista.

Publicado el 1 Jun 2020

Publicidad

MedioANF
ReplicantesRedes sociales
TitularUn joven asesinado por escuchar música kurda
 Fecha1 Junio 2020
 Texto bajo lupaNoticia
Fuente
Mezopotamya Ajansı
Lo observó
Lara Villalón
Análisis
La noticia asegura que un joven vecino de Ankara, Barış Çakan, fue apuñalado por tres hombres por haber escuchado música kurda en el balcón de su casa. Atribuye de forma implícita el crimen a una mentalidad ultranacionalista, que considera a todo lo kurdo enemigo de la nación turca. La fuente es Mezopotamya Ajansı, una agencia de noticias vinculada al movimiento nacionalista e izquierdista kurdo de Turquía.

La noticia en sí es plausible, dado que esta mentalidad existe en la ultraderecha de Turquía, si bien estos crímenes no son frecuentes: el diario digital turco Dokuz8Haber señala que se han documentado 4 muertos y 10 heridos en enfrentamientos por el empleo del idioma kurdo en los últimos 7 años.

Sin embargo, la noticia ha sido desmentida y hay dudas sobre el motivo del crimen.

Es cierto que Barıs Çakan, de 20 años, murió apuñalado por tres hombres el domingo 31 de mayo al atardecer en un parque de Ankara. Un comunicado del Gobernación de Ankara confirma el homicidio pero asegura que el motivo fue totalmente distinto: Çakan se acercó a un coche estacionado en el parque en el que tres jóvenes escucharon música alta y “de forma molesta” y les indicó que bajaran el volumen durante la llamada a la oración, que se estaba produciendo en estos momentos. Esta advertencia fue el detonante de un enfrentamiento en el que Çakan fue apuñalado, señala el comunicado oficial. Los tres hombres fueron detenidos y el lunes pasaron a prisión preventiva.

Esta versión ha sido retomada y difundida por varios altos cargos del Gobierno turco, de ideología islamista, y el director de Comunicación de Presidencia, Fahrettin Altun, se declaró en Twitter “profundamente herido” por la muerte de Çakan, al que llamó “nuestro muchacho”.

El primo de la víctima, Doğan Çakan, fue citado por Mezopotamya Ajansı con la frase “Lo mataron (a Barış) por escuchar música kurda”, pero se desdijo horas más tarde en declaraciones al diario turco Evrensel, uno de los pocos medios críticos e izquierdistas que quedan en Turquía: aseguró que la música kurda no tenía nada que ver y que su primo efectivamente había ido a dar un toque a un grupo de personas que escuchaba música alta en un coche en el parque. Doğan no era testigo de los hechos.

Una vez difundido este desmentido, Mezopotamya Ajansı volvió a contactar con la familia y recogió el testimonio del padre, Nihat Çakan, que corroboró la versión oficial: su hijo acababa de lavarse para la oración cuando salió al parque para indicar a unos jóvenes que bajaran la música por respeto a la llamada a la oración, momento en el que fue agredido. Sin embargo, la agencia agrega que el abuelo, Veli Çokyaman, contradice la versión del padre, mantiene que el motivo fue la música kurda y acusa a Gobernación de “distorsionar” los hechos.

La agencia cita además a otro primo del joven asesinado, cuyo nombre no da a conocer, quien narra los hechos así: “Vinieron dos o tres chicos. Mi primo puso música kurda. Le dijeron que la apagara. Empezaba un griterío. Los nuestros decían que ellos apagaran la suya. La cosa se puso tensa.  Barış se bajó al parque, intentó defenderse, pero lo apuñalaron”. Sin embargo, el primo señala que tampoco era testigo del suceso y conoce los hechos por el padre de la víctima, el mismo que luego dio la versión contraria.

Esta investigación de Mezopotamya Ajansı deja entrever la probabilidad de que la familia haya decidido cambiar su testimonio por miedo a las presiones del Gobierno. No sería de extrañar en la situación actual de Turquía, donde la Justicia está totalmente dominado por las directrices políticas del Ejecutivo y no existe ya independencia judicial. Sin embargo, en el entorno de reivindicación cultural y política kurda también es factible que en un primer momento se haya querido cargar de significado político una agresión no primordialmente motivada por el carácter kurdo de la música escuchada.

La declaración de los inculpados no se ha hecho pública de momento. Con los datos disponibles es imposible afirmar de forma rotunda qué ocurrió exactamente.

La lengua kurda fue perseguido durante décadas en Turquía bajo pretexto de ser “un idioma inexistente”, pero desde 2005 hay emisiones en kurdo en radio y TV públicos, aunque limitadas, y desde 2013 se permite el uso del kurdo en campañas electorales. Varios famosos músicos han publicado álbumes en kurdo.

Agravantes
Sin
Erizo
La noticia puede ser cierta, pero no estamos seguros. El problema, sin embargo, no radica en el tratamiento periodístico, sino en que las versiones de los propios familiares se contradicen.

·
·

¿Te ha interesado esta verificación?

Puedes ayudarnos a seguir trabajando

Donación únicaQuiero ser socia



manos

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *