El inmigrante tocaculos

 

No todos los hijos de inmigrantes acaban en el gueto, acosando a las chicas que vean pasar. Ni mucho menos. Pero basta que un pequeño porcentaje acabe así para que todos “los árabes” (así se les llama en Francia, despectivamente: por mucho que sean nativos nunca se les dirá franceses) se lleven la fama. Una fama que a todos acaba convirtiendo en acosadores potenciales, los apartará de la sociedad de la gente decente y los acabará empujando al gueto hasta que adopten las maneras del gueto: se vive de trapicheos y la vida sexual es acosar a las chicas.

Porque para un joven “árabe” nacido en el gueto sólo hay dos vías: ser un buen chico, casarse con la prima lejana que los padres han escogido y convertirse en padre de familia cuanto antes… o buscar escarceos con “las blancas”, las de fuera del gueto. Las de dentro son tabú: carne de casamiento que no debe tocarse. Salvo si rompen las normas y follan. Pero entonces es que son putas y se les desprecia. Y es muy raro que alguna lo haga. Las chicas del gueto, si tienen amantes, es fuera del gueto, nunca dentro. No son tontas.

El chico “árabe” en cuestión fracasa, porque no tiene ni idea de ligar, no sabe cómo se seduce

Así, quien no está dispuesto a pasar por el aro y casarse a los veinte años, o quien no tiene con quién, no tiene otro objetivo en la vida que un ligue con una chica “blanca”. Esas que parecen tan liberadas sexualmente, o eso es lo que dicen ellas, la publicidad, la televisión. Chicas fáciles ¿no? Y resulta que no. Nosotros sabemos por qué no: porque el chico “árabe” en cuestión no tiene ni idea de ligar, no conoce las reglas de hacer contacto (miradas, palabras), no sabe cómo se seduce.

Eso nos pasa a todos a los quince años, sí. Pero si tu entorno son chicas a las que no debes seducir porque son “decentes” y sólo puedes probar con las otras, y fracasas, es fácil llegar a la conclusión: fracasas porque ellas te rechazan. Porque ellas son demasiado orgullosas, porque tú eres un árabe y lo serás siempre. Uno no tiene la culpa. La culpa la tienen ellas.

Esto crea frustración y rabia. Contra uno mismo y contra ellas. (La rabia del hombre contra la mujer que le rechaza no es sólo del gueto: es una reacción muy común dentro de los parámetros del sistema patriarcal europeo). Una rabia que deriva en desprecio: ellas no valen nada. Si todavía interesan es porque verles tetas y culo invariablemente dispara la líbido, pero nada más. Lo mejor que se puede hacer es aprovecharse de ellas, tocarlas las susodichas en cuanto se pueda, y si se enfadan mejor: justo castigo por su altivez.

El machismo irredento es parte de la cultura del gueto y se dirige contra “las blancas”

Este es el camino mental que recorren cientos, miles, quizás millones de jóvenes hijos de inmigrantes en Europa. Desde hace décadas. Es una espiral, porque cuánto más uno se empeña en esta postura de macho irredento, más inverosímil es que alguna chica acaba haciéndole caso. Y al haberse convertido en una postura frecuente, ahora todo joven con aspecto de “árabe” es de entrada sospechoso de ser un macho irredento y tiene que hacer doble esfuerzo en cualquier bar o reunión para demostrar que es una persona normal, con los mismos méritos de ser pareja de escarceo que cualquier hombre de tez blanca.

Este machismo irredento es parte de la cultura del gueto y se dirige contra “las blancas”. No es parte de la cultura marroquí, siria, iraquí, turca o cualquier otra que haya tenido la discutible suerte de considerarse “musulmana” en bloque. Por supuesto, el patriarcado, es decir el machismo generalizado, es unos grados más fuerte en las sociedades de estructura política dictatorial – todas las del sur del Mediterráneo – que en las que llevan décadas de vivencia democrática. El respeto a una mujer como individuo, no como parte de una categoría social de esposa, madre o hermana, es inseparable de la conciencia de ser individualmente responsable por la propia vida, no pieza de un sistema familiar, de clan, de partido único o de monarquía absolutista.

Página anterior 1 2 3Página siguiente

 
 

Acerca del autor

Ilya U. Topper

@ilyatopper

Periodista (Almería, 1972). Vive en Estambul, donde trabaja para la Agencia Efe.
Criado...

Etiquetas

, , ,

Artículos relacionados

El inmigrante tocaculos
 
 

1 comentario

  1. Rebeca Santos de Gonzalo Al Mokri dice:

    Mire Usted ese fenomeno no es nuevo tengo 40 años soy de Madrid pero por un traslado laboral de mi padre nos fuimos a vivir a Barcelona cuando tenia 10 años.
    Recuedo cuando teniamos 14 años por las tardes cuando nos reuniamos las amigas paseabamos por las Ramblas ,Plaza Cataluña ( no se si Usted conoce Barcelona ) estaba el centro de Barcelona lleno de moros porque nosotros los llamamos asi no es una palabra despectiva muchos de ellos a los bereberes o berberiscos , la palabra
    moro procede de la latina maurus, que designaba al habitante de la antigua provincia romana de Mauritania.Yo soy medio egipcia pero no somos bereberes aunque hay un oasis de siwa al lado de Libia donde hablan una lengua tamazigh el siwi y habra 23.000 bereberes.
    Estos tipejos se dedicaban a perseguirnos a decirnos obscenidades algunos eran mas atrevidos te cogian del brazo como a nosotras muchas chicas han tenido malas experiencias con ellos y los pakistanis que estos ya son lo peor ” una raza de violadores ” son unos salidos. Mucha dice no soy racista pero lo moros….ahi meten a todos en el mismo saco mi ex-marido que es frances de Nancy al lado Stransburgo no los podia ver ladrones,sus propias leyes en sus barrios y eso que alli no era Marseille O Paris donde se les llama mukakas no les dicen arabes o déchets o hacen un juego de palabras con la palabra Afriquey suelen decir Cafrique y muy pocas son las que quieren salir con ellos pero hay parejas mixtas como aqui en España.
    Lo de Colonia fue un escandalo es cierto que no se porque metieron a los sirios pero fueron moros y despues de saberse todo en ciudades como Franfurk del Reno lo mismo de lo mismo y en mas ciudades alemanas,vivo parte del año en München ( Munich ) por el trabajo de mi marido y el es aleman, todas las semanas hay altercados hay que entender que los alemanes esten hartos y que movimientos como los de Pegida sean cada dia con mas gente y haya patrullas ciudadanas a la caza del moro ( incluimos a los turcos no se que revancha tienen ) sino incendia de media 2 hoteles de refugiados a la semana no exagero con niños mujeres ancianos no hay derecho llegan y ya les insultan y les unvitan a que se vayan los pobres asustados hay que reconocer que la lengua alemana para el oido es un poco brusca y si te lo dice alguien enfadado mas.Se rumorea que daran asilo a los cristianos los musulmanes bye bye desde el dia 4 de enero no para de salir de Alemania aviones llenos con deportados albaneses,republicas ex-sovieticas…..etc van hacer una ” gran limpieza mas las negativas de muchos paises musulmanes no todos son culpables pero no quieren una Francia II o por circustancias historicas no los pueden ver

 
 

Deja un comentario