«La chapuza no fue la Transición, sino lo de después»

Nativel Preciado

 
Nativel Preciado | © Ricardo Martín

Nativel Preciado | © Ricardo Martín

Sevilla  | Abril  2016

Madrileña de 1948, forjada en los años 60 en periódicos como Arriba o Madrid, antes de vivir intensamente la Transición en cabeceras como ABC, Interviú o Tiempo, además de una larga trayectoria en radio y televisión, Nativel Preciado es hoy una de esas veteranas de la profesión periodística que se resiste a entregar la cuchara. En su último libro, Hagamos memoria, recién publicado por la Fundación José Manuel Lara, confronta de hecho su mirada con la de los nuevos informadores y políticos. Cabe recordar que fue también finalista del premio Planeta, premio Primavera y premio Fernando Lara de novela. Actualmente es una asidua visitante de tertulias televisivas, donde hace valer su experiencia como cronista política.

Tradicionalmente se ha representado la Transición como una gesta heroica, pero en los últimos años han aumentado las voces que la tachan de apaño, de enjuague indigno. ¿Usted con qué versión se queda? ¿Exaltación o crítica?

«Las fuerzas que participaron en los acuerdos de la Moncloa eran menos sectarios que los de ahora»

Me quedo en el justo medio, que es donde siempre está el acierto. No fue una empresa heroica ni titánica, se hizo lo que buenamente se pudo, porque realmente no se habría podido ir mucho más lejos con los poderes fácticos al acecho: ahí estaban los militares, la Iglesia, los potentados, las grandes empresas, todo esto estaba por el continuismo y no dejaba avanzar más. Pero dentro de eso, se hizo todo lo que se pudo. No estoy de acuerdo con aquellos que quieren demoler la historia de la Transición, diciendo que fue una chapuza. Mi teoría es que la chapuza fue después, es decir, en el no haber profundizado todo lo que era necesario, cuando ya el sistema estaba mucho más estable.

Viendo cómo han ido las negociaciones para formar Gobierno, ¿qué falta hoy que sí había antes? ¿Sensibilidad, experiencia, compromiso, madurez…?

Falta compromiso y generosidad. Tengo la impresión de que los negociadores de aquella época, las fuerzas que participaron en los acuerdos de la Moncloa y los demás, eran menos sectarios que los de ahora, pensaban menos en sus intereses que en los de su partido, y estaban más concienciados en la necesidad de llegar a acuerdos para sacar el país adelante. Ahora dan la impresión, no digo todos, pero sí la mayoría, de que lo primero en lo que están pensando es en su propia salida personal y la de su partido.

Usted ha escrito dos biografías de boxeadores [Cassius Clay y Pepe Legrá], conoce el llamado noble arte. ¿En qué se parece la política a este deporte? Lo digo porque a Pablo Iglesias le explicó que ésta debía ser más ajedrez que boxeo…

«El boxeo es más impaciente y más violento, por eso la política tiene que ser ajedrez»

Evidentemente, el ajedrez requiere más conocimiento estratégico que el boxeo, que consiste en tumbar al contrario, si puede ser por KO mejor que a los puntos. El ajedrez es una labor de más largo alcance, y se trata de vender al adversario con tu inteligencia y la paciencia. El boxeo es más impaciente y más violento, por eso la política tiene que ser ajedrez.

Y sin embargo, ve maneras de boxeadores en los nuevos políticos…

Pues sí, creo que falta finezza, como decía Andreotti. Quisieran acabar lo antes posible, y de cualquier manera. Pero el fin no puede justificar los medios.

A veces, a la hora de recordar la Transición, se tiende a eludir la autocrítica por parte de los medios. ¿Qué hicimos mal en aquellos años?

Estar quizá demasiado implicados con los políticos, estar demasiado cerca. Teníamos que haber tomado más distancia. Creo que fuimos muy críticos con los del pasado, solo, y muy condescendientes con los que creíamos que eran nuestros colegas o nuestros compañeros de viaje, que serían los gobernantes de después de la Transición. En ese momento se le perdonaba todo a la oposición, y absolutamente nada con el gobierno. Podríamos haber sido más equilibrados, y también ser más estrictos con aquella oposición.

1 2 3Página siguiente

 
 

Etiquetas

, ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.
Tras trabajar en la...

Nativel Preciado
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario