nacionalismo

Jóvenes kurdos con el retrato de Abdullah Öcalan (Diyarbakir, 2011) | © I. U. T. / M'Sur
Jóvenes kurdos con el retrato de Abdullah Öcalan (Diyarbakir, 2011) | © I. U. T. / M’Sur

El término ‘nacionalista’ puede hacer referencia a dos ideologías adversarias, directamente opuestas una a la otra en el panorama político de un país.

Por una parte, se define como “nacionalista” una ideología o un partido que defiende un Estado centralista, impulsor de una identidad nacional válida para todo el país, sin espacio propio para minorías étnicas, lenguas regionales o expresiones de autonomía local. En su forma más radical, el nacionalismo centralista comparte a menudo ciertos elementos con el fascismo.

Por otra parte, se les llama “nacionalistas” a los movimientos regionales que se oponen al centralismo estatal y reivindican el reconocimiento de una minoría étnica o un colectivo como  ‘nación’ propia, bien como Estado independiente, bien como autonomía.  Aunque este tipo de movimientos son enemigos del centralismo estatal, bien pueden también tener rasgos excluyentes o fascistas respecto a sus propias minorías o grupos divergentes.

Aunque normalmente, los movimientos nacionalistas regionales, sublevados contra el centralismo, fundamentan su reivindicación en la falta de derechos, también existen nacionalismos de zonas privilegiadas, que prefieren alejarse de regiones consideradas “subdesarrolladas” o de otra manera despreciadas. La Liga Norte de Italia es un ejemplo.

Los partidos nacionalistas que abanderan los derechos de una minoría frente al Estado central a menudo amalgaman su defensa de una identidad étnica con otra ideología política, bien marxista, bien religiosa. Una rama específica del nacionalismo de base religiosa es el sionismo, que reivindica desde 1890 la existencia de una “nación judía”.

Un nacionalismo de proyección supraestatal es el panarabismo, surgido en la década de 1930, que proclama una nación única de todos los pueblos de habla árabe; se fundamentaba en gran parte en la visión laica del partido Baaz. También el kemalismo tiene rasgos nacionalistas, al reivindicar una nación turca sin admitir la existencia de minorías étnicas; ha servido incluso de inspiración para el panturquismo, que proclama una nación de pueblos túrquicos desde el Mar Egeo hasta Mongolia.

Movimientos nacionalistas

Marxistas: ETAPKK
Islamistas:  Hamás, guerrilla chechena.
Democristianos: Liga Democrática de Kosovo
Sin ideología definida: FatahFrente Polisario, MNLA, KDPguerrillas etíopes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *