18 Feb 2012

No (te) matarás

Tel Aviv | Febrero 2012 Tras la fundación de Israel, Dios se le apareció a David Ben-Gurión y le dijo: “Tú has creado un Estado para mi pueblo elegido en mi tierra santa. Esto merece una gran recompensa. Dime qué deseas y lo cumpliré”. Ben-Gurión respondió: “Dios todopoderoso, deseo que toda persona en Israel sea inteligente,