«Las feministas deberíamos respetar los lugares de culto»

Amina Tyler

 
Amina Tyler (Túnez, Enero 2017) | © Alicia Alamillos

Amina Tyler (Túnez, Enero 2017) | © Alicia Alamillos


Túnez | Enero 2017
| Con F. J. Calero

El cuerpo desnudo como protesta es la marca del grupo de activistas europeo Femen. “Eso no os atrevéis a hacerlo en países árabes” es un clásico entre las respuestas a sus reivindicaciones.  Sin embargo, en 2013, una joven tunecina llamada Amina Sboui, más conocida como Amina Tyler, sacudió el país musulmán con una foto de su torso desnudo y el mensaje “Mi cuerpo me pertenece” trazado en negro, identificándose como parte de Femen. En el país árabe con la legislación menos religiosa, la imagen de los pechos de Amina y una pintada en un cementerio le trajeron una fetua que pedía cien latigazos como castigo, palizas, cárcel y acoso. Tres años más tarde, tras pasar por prisión y finalizar sus estudios en Francia, Amina ha regresado a su Túnez natal.

«Quiero seguir llevando a cabo acciones como las que he hecho, pero trato de no repetir»

Aunque no ha vuelto a acciones tan polémicas, no deja el activismo y colabora con asociaciones como Shams, que aboga por la despenalización de la homosexualidad. Es ejemplo para algunos, hombres y mujeres, especialmente desde que se convirtió en la primera mujer árabe en proclamar su homosexualidad en televisión. También la ven “demasiado radical” muchos tunecinos que no aceptan sus formas, sus “ganas de llamar la atención” y de provocar a la tradicional sociedad del país magrebí.

“Hay quienes me ven como un símbolo. Quizá lo que yo hice movió a otros a repetirlo, pero yo no lo hice para ser un símbolo”, asevera en una cafetería del pequeño pueblo costero tunecino de Sidi Bou Saïd, de casas blancas y ventanales azules.

¿Cómo se combate el sexismo y la intolerancia en un país como Túnez? ¿A través de las instituciones, con iniciativas como la suya? 

No se puede esperar que una asociación resuelva todos los problemas del mundo árabe. Cada uno debe luchar. Yo soy partidaria de acciones valientes, impactantes, para que surjan debates. Que sea impactante para el pueblo, ya sea con Femen u otros grupos, salir en Burguiba (principal avenida de la capital) con pinturas, obras de teatro… Es muy guay, la gente adora estas acciones aunque a la mayoría no les gusta. También la polémica, la acción para protestar por la ley que permite al violador casarse con la víctima… En Túnez hay movimientos muy activos. Yo dejé Femen en 2013, y en Shams participo desde hace mucho tiempo. No soy miembro, pero si mi imagen puede ayudar a la asociación, genial. Ellos me han dicho que mi presencia puede ayudarles, pero no soy su portavoz.

¿Continuará con acciones como la de la foto?

«El sexismo se combate a partir de la educación; hay que lograr que las mujeres despierten»

Quiero seguir llevando a cabo acciones como las que he hecho, pero trato de no repetir. Trato de que sean impactantes para que haya debate en Túnez. Ahora no veo la necesidad de realizarlas. El sexismo sobre todo se combate a partir de la educación; hay que lograr que la gente despierte, que las mujeres despierten y no permitan que sus maridos las golpeen, ni que les insulten por la calle. No deben ser sumisas. Un hombre no les va a liberar, no va a ser un político… Las mujeres deben ser fuertes para luchar contra el sexismo. En Túnez están mejor que otros países porque son independientes económicamente. La mayoría de mujeres trabaja ahora, como profesora, doctora o haciendo cosas para comer y luego vendiéndolas. Cada mujer trata de ganar su propio dinero para educar a sus hijos o para poder dejar a su marido si no está a gusto con él. Para ello hay que aumentar las posibilidades de que puedan trabajar.

Hay ahora más mujeres que hombres en las universidades en Túnez.

Porque los tíos tunecinos no quieren terminar los estudios, son tan idiotas que no quieren ir a la universidad. No les hace falta. No es porque estén en la mezquita, es una cuestión de tradición, de malas costumbres, de conservadurismo. Nada que ver con la religión. En Túnez los integristas son minoría, todo el mundo bebe y fuma, sale de fiesta. Así es.

1 2 3 4Página siguiente

 
 

Etiquetas

, , ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Alicia Alamillos

@Ali_Arena

Periodista (Córdoba, 1992). Tras pasar por la mesa Internacional de ABC y...

Amina Tyler
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario